Nuestro Exquisito Cordero a la Estaca


El  Cordero a la estaca es una receta típica de la Patagonia argentina  y en los Jardines de La Braserie lo hacemos de la misma manera, con paciencia por lo lenta que resulta su elaboración y respetando sus orígenes

En los Jardines de La Braserie elegimos los mejores corderos de la zona de Segovia, con bajos contenidos de grasa y con altos niveles de grasas poliinsaturadas, (la grasa buena), para cocinar el Cordero a la estaca.

Aquí te mostramos brevemente nuestra manera de cocinarlo.

Primero limpiamos el cordero, abriéndolo y rompiendo el  hueso donde se ubican las costillas, que previamente lo hemos tenido durante un par de días serenando y en lugar fresco.

Una vez abierto le realizamos un corte entre las paletas y le colocamos hierbas aromáticas como tomillo y romero para que le den sabor.

A continuación colocamos al cordero ya abierto una cruz de metal en forma de cruz, enganchándolo bien y  atravesamos otra estaca de metal al costillar para que este bien estirado durante su elaboración.

Cuando tenemos el cordero perfectamente sujeto a la cruz de metal, procedemos a hacer el fuego preferentemente con leña seca de manzano, encina o roble en el suelo.

Cuando el fuego tiene ya las suficientes brasas y genere poco humo se clavan los hierros un poco inclinados sobre la hoguera para que el cordero quede cerca de las brasas, (a unos 20-30 cm.)

Cuando la espalda del cordero quema un poco cuando la tocamos, procedemos a darle la vuelta para cocinarlo por el otro lado.  Sacamos la cruz de metal del suelo y la volvemos a clavar con la parte de la espalda hacia las brasas. Lo vamos girando poco a poco para que se cocine igual por todos lados. Lo realizamos lentamente para que vaya perdiendo poco a poco la grasa. Mientras se está elaborando lo vamos rociando con la salsa especial y secreta que elaboramos en  los Jardines de La Braserie

Una vez transcurrido el tiempo de cocción (aproximadamente unas 4 horas), lo desclavamos del suelo tirando de la cruz de metal protegiéndonos las manos para no quemarnos, lo despiezamos y lo servimos.

Ven a disfrutar de nuestra manera de hacer el cordero a la estaca en nuestro restaurante Jardines de La Braserie y no saldrás defraudado.